Passa al contingut principal

Increíble pero cierto


Unos pasajeros iban tranquilamente hasta que un rayo tumbó un árbol encima del tercer vagón, y aunqueparecía mentira el conductor cada vez que le informaban, él informaba a los pasajeros hasta que la grúa vino a quitar el árbol.Me parece bien que el conductor avisara a los pasajeros así no se pusieron nerviosos.Creo que es un ejemplo de respeto a los demás, i por lo tanto de civismo.

Comentaris